PARACAS – LINEAS DE NAZCA

A cuatro horas al sur de Lima se encuentra Pisco, desde donde se inician los tour a las Islas Ballestas. En una embarcación abierta podrás disfrutar d  de las espectaculares formaciones rocosas a unos 45 minutos del puerto y que son el hábitat de miles de aves de diferente origen, colores y características, entre ellas cormoranes, gaviotas, gallinazos o buitres (también conocidos como guajolotes en otros países), el pingüino de Humbolt, los zambullidores, una infinidad de lobos marinos o leones marinos que juguetean en las rocas y muy curiosos se acercan a las embarcaciones. Colonias de delfines y aves guaneras de varios tipos. Esta riqueza de avifauna marina se debe a la enorme abundancia de peces que a su vez, buscan la enorme biomasa de plancton, fuente de alimento de más de dos mil especies de peces en el mar peruano, reconocido como uno de los más ricos del planeta.
Las autoridades no permiten nadar o bajar de los botes por seguridad de los visitantes así como la protección de las especies, sin embargo es una experiencia fabulosa que miles de turistas la disfrutan. En la ruta se podrá visualizar el famoso y misterioso Candelabro dibujado en la ladera de la duna arenosa-arcillosa que encierra grandes dudas sobre su origen así como quienes la hicieron mucho menos cuando y por qué.
Debido a la gran cantidad de microorganismos en el mar peruano, nuestras islas son protegidas, tanto por el Ministerio de Agricultura pues, éstas, acumulan toneladas de guano, el mejor fertilizante orgánico en el mundo, y  el Servicio Nacional de Parques por su importancia para los ecosistemas del país.
Desde el aeropuerto de Pisco podrás sobrevolar las misteriosas y enigmáticas líneas de Nazca. Avionetas cezna o similares operan los vuelos sobre la zona de Nasca que fue el nombre de una milenaria civilización que existió hace casi 2,000 años y trazó estas líneas a manera de geoglifos que perduran en la superficie de arena y roca hasta el presente, sin mayores alteraciones pero para observarlas en su mejor dimensión es imprescindible sobrevolarlas. Sólo sí volarán por tu imaginación la enorme capacidad del hombre y sus necesidades de comunicarse con sus Dioses, pues entre alunas de las explicaciones se asume que las líneas fueron hechas a manera de sendas ofrendas a los Dioses Nasca que dominaron los desiertos del sur del Perú.