LIMA ANCESTRAL Y EL TEMPLO DE PACHACAMAC 

Los antiguos  pobladores de tierras bajas ocuparon un vasto territorio en los desiertos del Perú a orillas del mar, extendiéndose por toda la costa. En el centro de esta franja y árido valle hay un pueblo llamado Lurin, por el nombre del río que lo irriga, haciéndolo muy verde y fértil. Esto está al sur de Lima, 31 Km en auto, unos 40 minutos de recorrido. Si quieres ir desde el aeropuerto, el tiempo será de 1hora con 20 minutos. Esto implicará cruzar la gran ciudad de Norte a Sur. Llegando al punto, me encantaría mostrarte un pequeño pero muy agradable museo. Todos los artefactos han sido hallados en las excavaciones, restaurados y están expuestos  a los visitantes. La pieza más impactante es sin duda el ídolo de PACHACAMAC, tallado en madera.  Esta fue la principal deidad de Incas y Pre-Incas a lo largo de 1,500 años. El lugar se hizo muy importante para la religión y atrajo a miles de peregrinos de las zonas más remotas del Perú. Artefactos elaborados con plumas de guacamayos que  sólo existen en la selva. Así también joyas hechas en amatista u ofrendas que tienen hojas de coca y un sin número de artículos que provienen desde el otro lado de la Cordillera de Los Andes y transportadas hasta este desierto. Algo así como 300 km de Caminos Incas recorridos por fuertes hombres que arreaban llamas y en cuyos lomos trasladaban los bienes o para intercambio o bien para la ofrenda a los dioses. Entre ellas, y como o más importante, las hojas de coca deshidratadas, tubérculos y plumas,  pieles de los animales, de los más exóticos de la región amazónica, objetos de oro, plata o cerámica. Muchas veces animales vivos.

Necesitarás ropa para la arena, cómoda y fresca y protector para el sol.