PASEANDO POR LOS BARRIOS DE LIMA

Imposible no visitar Miraflores con sus parques, jardines, áreas recreativas y el gran malecón, una rambla de casi 3 kilómetros al borde del mar sobre los acantilados, una parada en el famoso Parque del Amor, en la Huaca Pucllana que es una pirámide escalonada de adobe construida para rituales y ceremonias, el mercado de  artesanías, llamado también mercado indio. Continuando el recorrido por el sur nos encontraremos con Barranco, una zona de artistas, músicos y poetas. Además hoy lugar de esparcimiento y recreación de las familias de Lima así como visitantes extranjeros. Zona de pubs, bares y los mejores restaurantes. Grandes murales adornan sus calles y paseos de este rincón bohemio, que a la vez ostenta diferentes estilos arquitectónicos en sus viviendas, negocios e iglesias y como tal, ha concentrado una serie de galerías y tiendas de arte. Es famoso por su Puente de los Suspiros y su plaza municipal, rodeada de cafés y establecimientos de comida, así como la sede de la Municipalidad distrital.

Luego de esta caminata, en la que podrás probar los helados artesanales o tomarte un café peruano, seguimos la ruta a Chorrillos, la ciudad heroica toda vez que este lugar fue la zona de resistencia y de cruentos enfrentamientos en la guerra con Chile al momento de la invasión en 1881. Al estar ubicado sobre los barrancos del borde marino existían caídas de agua de manantiales que se llamaron los chorrillos, de ahí el nombre, y era el lugar donde se podían tomar baños refrescantes en el verano. Hay una impresionante vista de las formaciones rocosas que son constantemente golpeadas por el oleaje formándose grandes figuras de espuma y agua y es la mejor ocasión de respirar la briza marina y probablemente encontrarnos con el fraile que se arroja desde un peñasco recreando una vieja leyenda del hermano franciscano que llego a arrojarse al mar al no soportar la pena de la separación de su amada pues había cometido el pecado de amar. Esta parte de la ciudad es conocida como El Salto del Fraile.  Subiremos una colina llamada El Morro Solar desde donde se aprecian impresionantes vistas de la ciudad de Lima, la misma que bordea los 12 millones de habitantes. En algún momento del recorrido podrías degustar un bocadillo típico como una leche de tigre, choclo con queso, o papa nativa con tres ajíes o un sandwich de La Lucha, o algún churro lleno de crema. Atrévete.

Es un tour diferente, entretenido con mucho contenido social que te permitirá conocer y aprender un poco sobre la agitada vida en la capital y como los diferentes segmentos socioonómicos interactúan impulsando el desarrollo de esta gran urbe.